villalonga

Bienvenidos a Villalonga Industrial y Comercial

En este sitio usted podrá encontrar información referente a la elaboración y comercialización de construcciones de madera y productos de carpintería.
Lo invitamos a recorrer nuestro sitio para que pueda conocer con mayor detalle los diferentes productos que realizamos para nuestros clientes.

Materiales PDF Imprimir E-mail

Maderas blandas
- Pino
- Kiri

Maderas semiduras
- Eucalipto
- Paraíso

Maderas duras
- Anchico
- Guayuvira
- Cedro

Datos importantes
Las maderas entre semiduras y blandas como el pino, son menos resistentes al ataque de insectos y otros microorganismos, que terminan por degradarla en corto - medio plazo si no se las trata con algún tipo de preservante. Existen mas de 300 tipos de hongos y aproximadamente 500 especies de insectos que se alimentan de madera, como el taladro del pino, la polilla de la madera, la abeja carpintera, etc
Proteger la madera de estos agentes degradantes, es en estos días, totalmente necesario. No solo por proteger nuestros intereses, sino también por nuestro medio ambiente, ya que se reduce considerablemente la tala de árboles para reposición. Sin dudas, el tratamiento mas efectivo es el de impregnado por vacío y presión con CCA (cromo - cobre - arsénico), que se efectúa generalmente en el lugar de origen de la madera en los aserraderos. Las maderas impregnadas con CCA (generalmente pino) pueden durar mucho mas de 30 años a la intemperie sin otro tratamiento adicional. En la actualidad se están utilizando en la construcción de viviendas, en postes para cableados urbanos, construcción de muelles, etc. Se puede reconocer a las maderas tratadas con CCA por su color verdoso.Además del CCA, hay muchos otros tratamientos para aplicar en baños de inmersión, o a pincel directamente sobre la madera, que detallaremos en los próximos días.

Características de las maderas blandas
Son mucho más ligeras y baratas que las duras.
El término madera blanda es una denominación genérica que sirve para englobar a la madera de los árboles pertenecientes a la orden de las coníferas. La gran ventaja que tienen respecto a las maderas duras, procedentes de especies de hoja caduca con un periodo de crecimiento mucho más largo, es su ligereza y su precio, mucho menor.
Este tipo de madera no tiene una vida tan larga como las duras, pero puede ser empleada para trabajos específicos. Por ejemplo, la madera de cedro rojo tiene repelentes naturales contra plagas de insectos y hongos, de modo que es casi inmune a la putrefacción y a la descomposición, por lo que es muy utilizada en exteriores.
La manipulación de las maderas blandas es mucho más sencilla, aunque tiene la desventaja de producir mayor cantidad de astillas. Además, la carencia de veteado de esta madera le resta atractivo, por lo que casi siempre es necesario pintarla, barnizarla o teñirla.
Si los tableros de este tipo de madera tienen manchas azules o grisáceas es mejor desecharlos, porque esto es un indicador claro de que han sido atacados por plagas. Tampoco es recomendable que presenten manchas de resina, debido a un proceso de secado acelerado o a no encontrarse completamente secos, porque cuando se sequen pueden llegar a resquebrajarse. 

Propiedades de las maderas duras
Las maderas duras son aquellas que proceden de árboles de un crecimiento lento, por lo que son más densas y soportan mejor las inclemencias del tiempo, si se encuentran a la intemperie, que las blandas.
Estas maderas proceden de árboles de hoja caduca, que tardan décadas, e incluso siglos, en alcanzar el grado de madurez suficiente para ser cortadas y poder ser empleadas en la elaboración de muebles o vigas de los caseríos o viviendas unifamiliares.
Son mucho más caras que las blandas, debido a que su lento crecimiento provoca su escasez, pero son mucho más atractivas para construir muebles con ellas. También son muy empleadas para realizar tallas de madera.
A la hora de seleccionar tableros o bloques de este tipo de madera se recomienda descartar aquellos que presenten rajas. Además, este tipo de tableros, al contrario que los blandos, suelen venderse sin cepillar, por lo que se deberá tener en cuenta la porción de madera que se perderá tras el cepillado.